Comunidades Locales de la PMA

Convento Grande de "San Ramón Nonato" de Buenos Aires - 1601

El convento colonial fue declarado monumento histórico nacional en 1957 y en la actualidad se halla completamente restaurado.
El claustro principal, que da al Norte, está ocupado por las oficinas de la Curia Provincial Mercedaria y las salas del Oeste, están destinadas a la realización de distintos eventos: talleres, Teatro del Convento, ciclos de video, conferencias, presentación de libros, conciertos, charlas, actividades culturales y visitas guiadas.
En el patio interno del convento se encuentra la Capilla, allí se llevan a cabo las celebraciones a San Ramón Nonato, bendición de las embarazadas y el rezo del rosario.
El convento también es sede de la Biblioteca Central Mercedaria, de la Junta de Historia Eclesiástica Argentina y de Acción Mercedaria, departamento encargado de las actividades de la Pastoral Social.

Los mercedarios en la capital argentina

El convento Grande San Ramón Nonato fue fundado en el año 1603 en la ciudad de Buenos Aires por el padre fray Pedro López Valero. 
La presencia mercedaria en dicha ciudad, sin embargo, se remonta al año 1580 en que fue fundada por Juan de Garay. 
Este convento fue llamado el Grande al igual que los de Córdoba, Paraguay y Mendoza, no tanto por su fachada externa, sino por ser casas destinadas a la formación vocacional, siendo además los dos primeros residencia del Superior Provincial. 
En el año 1721, sobre aquél terreno (ubicado en la actual calle Reconquista entre Libertad y Perón) a la par del convento, se colocó la piedra fundamental de la que sería la Basílica Nuestra Señora de la Merced. 
El 21 de diciembre de 1822, el gobierno del General don Martín Rodríguez sanciona la ley de reforma del clero. Esta, sumada a una serie de decretos previos, emitidos por el entonces ministro de gobierno don Bernardino Rivadavia, produjeron el abandono obligado del convento Grande San Ramón Nonato y la Iglesia por parte de los mercedarios.
El convento pasó a manos del Estado, cumpliendo diversas funciones a lo largo de un tiempo y la iglesia, a manos de la diócesis, fue nombrada vice-parroquia poco tiempo después.
En la actualidad la Orden de la Merced goza de la tenencia del convento, otorgada por el Gobierno Nacional a través de dos decretos en 1963 después de 140 años exactamente. La Iglesia, en tanto, sigue perteneciendo a la diócesis y es monumento histórico nacional desde 1942.

17 mercedarios de mayo.

Como un estrepitoso trueno estalló el movimiento de la independencia nacional y se propagó como una chispa eléctrica en los días de mayo de 1810. 
A la noticia de la acefalía por la prisión del monarca español Fernando VII en poder de los franceses, se añadía el ardiente sentimiento de patria libre, independencia y emancipación.
Este aroma a libertad flotaba en la atmósfera y era llevado a todos los ámbitos del país. Así para concretar y asegurar más y más el consentimiento de los ciudadanos, se convocó en Buenos Aires a una junta popular o plebiscito.
El 22 de mayo participaron de la junta los miembros más viables y distinguidos de la ciudad. Tomaron parte, además, dos prelados de los nuestros, el reverendo padre fray Hilario Torres, Superior Provincial y el padre fray Juan Manuel Aparicio. 
Fue ésta la primera exhibición de los mercedarios en pro de la causa patria; la segunda fue la petición popular en que, después del reverendo padre Ignacio Grela (dominico) firmaron 17 mercedarios.