Noticias

Mensaje de los jóvenes mercedarios

Querida Familia Mercedaria

 

 Con gran alegría los saludamos y los animamos a seguir peregrinando en este tiempo de cuaresma. La iglesia nos invita a vivir tres dimensiones en este tiempo de conversión, el ayuno, la oración y dar limosna. Así el papa Francisco nos ilumina y nos dice:

Ayunar, o sea aprender a cambiar nuestra actitud con los demás y con las criaturas: de la tentación de “devorarlo” todo, para saciar nuestra avidez, a la capacidad de sufrir por amor, que puede colmar el vacío de nuestro corazón.

Orar para saber renunciar a la idolatría y a la autosuficiencia de nuestro yo, y declararnos necesitados del Señor y de su misericordia.

Dar limosna para salir de la necedad de vivir y acumularlo todo para nosotros mismos, creyendo que así nos aseguramos un futuro que no nos pertenece. Y volver a encontrar así la alegría del proyecto que Dios ha puesto en la creación y en nuestro corazón, es decir amarle, amar a nuestros hermanos y al mundo entero, y encontrar en este amor la verdadera felicidad. (Mensaje del papa Francisco para la cuaresma 2019)

Hemos comenzado el año viviendo como familia mercedaria el 37° Encuentro nacional de jóvenes mercedarios. Tiempo de alegría, de encuentros y re-encuentros, de oración y formación. Nos hemos alegrado no solo de compartir con los jóvenes de nuestras comunidades, sino que también nos acompañaron hermanas y hermanos de Paraguay, quienes nos enriquecieron con su presencia, su cultura y nos animan a seguir soñando una merced ciudadana de la casa común.

El lema que nos acompañó durante el encuentro fue “Sin Miedo sigo tus pasos soy Peregrino”. Queremos que éste nos siga acompañando a lo largo del año en la reflexión y el trabajo.

En ocasión de esta primera comunicación queremos contarles que se llevará a cabo el primer encuentro de Delegados que se va a realizar en la hospedería del convento León XIII los días 13 y 14 de Abril. En Córdoba.

El encuentro será un espacio en el que nos formaremos juntos, buscando ahondar en el camino que iniciamos en el encuentro de enero. Seguiremos soñando y planificando como vamos a vivir la “Semana de trabajo Mercedaria” de Julio, que se realizara en la comunidad de Ranelagh, provincia de Buenos Aires.

Sabemos que es un esfuerzo para las comunidades y para los jóvenes poder participar del encuentro de delegados, pero también estamos convencidos que la construcción de espacios de dialogo y discernimiento comunitario favorecen el compromiso y nos ayudan a seguir creciendo en este modo de vivir la merced en misión redentora compartida.

Es importante que como familia Mercedaria podamos mantener una comunicación fluida, por lo que ante cualquier duda o inquietud pedimos se comuniquen con nosotros.

En Cristo Redentor nos despedimos fraternalmente

CAJUMER