Noticias

Saludo TITULAR de la Provincia de Argentina

Mi vida por tu libertad
Prot. Saludo TITULAR de la Provincia de Argentina
APRECIADO PADRE PROVINCIAL Y HERMANOS TODOS
DE LA PROVINCIA DE ARGENTINA
Recordamos hoy a María en el misterio de la Expectación del Parto, Titular de la Provincia de Argentina, con tal motivo saludo cordialmente a los hermanos de nuestra querida Provincia de Argentina de quien soy hijo y hermano. He llegado apenas de los Estados Unidos de América, por ello en este saludo comparto también los abundantes frutos, que con la gracia del Señor he recibido junto a los hermanos de aquella Vicaría Mercedaria de la Orden.
Esta celebración, que nos indica la proximidad al misterio de la maternidad de la Madre de Dios y el dolor del alumbramiento, conlleva el mensaje maravilloso de "parir la vida con dolor". Pero se trata de un dolor diferente, no como el que aveces nos aniquila o enfrenta. Es un dolor que está preñado de vida para toda una humanidad cautiva y en ella para vos y para mí. Es un dolor que lejos del mazoquismo, suscita gozo y esperanza. Una esperanza que me/nos involucra, como a María, la humilde muchacha de Nazaret que, estando embarazada de Dios y junto a José, peregrina en el descampado de la incomprensión, controntrándose con las puertas cerradas del ensimismamiento de muchos. En ella, en esa María peregrina, nuestra Provincia encuentra el motivo fundamental de su búsqueda y vocación de vida, de su ponerse de pie una y mil veces con esperanza y fecundidad. Que el misterio de la Virgen Madre, de María, la del pesebre y la del gólgota, nos haga resueltamente más hermanos de todos, menos instalados en nuestras falsas seguridades y nos lleve a salir al encuentro de los que siguen clamando al cielo por su dignidad en los nuevos "Belenes" de la historia, desde las expresiones pastorales donde la Provincia sirve a los más pobres entre los pobres.
El año 2014 que iniciaremos en pocas horas, se distinguirá por la celebración del penúltino Capítulo Provincial de Argentina antes de la celebración del Jubileo del Octavo Centenario de nuestra Orden. Les pido que con especial empeño, continuen gestando la vida desde un proyecto realista y maduro de futuro que tenga con eje la unidad, una renovada pastoral juvenil-vocacional mercedaria, una significatividad carismática más visible y convocante y la misión compartida con los laicos mercedarios. Esto desde el sostenimiento de procesos humanos e institucionales que sigan suscitando vida, aquella vida verdadera que es contagiosa y que nada tiene que ver con la agonía.
Comprometiendo mi oración por ustedes y suplicando la de ustedes por este servidor, los bendigo en el Señor Jesús, que pronto dejará el vientre de su santa Madre para vivir en el descampado de la humanidad y cumplir así las promesas de Dios. Dado en Roma, a 18 días del mes de diciembre 2013, 795 años de la fundación de la Orden.


Fr. Pablo Bernardo Ordoñe, O. de M.
Maestro General