Noticias

795º Aniversario de la Orden de la Merced

Atrás quedaron las dudas y los miedos, cuando María de la Merced lo invitó a abrir las puertas del corazón y salir a comprometer la vida en la causa de la redención. Y desde aquel momento en que la noche se hizo día en su vida, esa bendita noche del 1 al 2 de agosto su mirada fuerte y firme sonreía. Nunca estará solo, una familia, una comunidad, una tarea: trabajar por la liberación de los cautivos.
El pueblo recibe con alegría y esperanza, la Iglesia ve la mano de Dios, porque Dios escuchó el clamor del cautivo Nolasco en el gemido del cautivo escuchó el llamado de Dios.
Y ese escuchar se hace presencia, visita y redención. Como familia un 10 de agosto vuelve con sus hermanos a la Iglesia para dar gracias por el carisma recibido y comprometerse delante de Dios y del pueblo a ser fieles a este carisma; hacer público que Dios es fiel, que escucha el clamor del pueblo pidiendo liberación, que para esto se funda la Orden para la liberación de los cautivos.
Celebramos ser parte de esta familia y como hace casi 800 años nos volvemos a encontrar en este día tan especial para renovar nuestro compromiso de vida con los cautivos de nuestro tiempo.
Que la alegría y la esperanza sean signos vitales de la fe en nuestras vidas y en nuestras comunidades, fieles al carisma, fieles al compromiso liberador con los cautivos de nuestro tiempo.
Felicidades a todos los mercedarios, laicos, religiosos, religiosas que como familia celebramos un año más de vida de la Orden.


Fray Carlos Alberto Gómez
Superior Provincial
Provincia Mercedaria Argentina
Apasionados y en camino hacia los 800 años de La Merced