Noticias

777º Aniversario de la Confirmación de la Orden de la Merced

Aniversario de la Confirmación de la Orden
Ayer celebramos 777 años desde que la Iglesia confirma la vocación de Nolasco, confirma el carisma mercedario como regalo de Dios para la Iglesia.
Y ante la consulta de alguien que pregunta: “y eso ¿qué quiere decir?”, sonreí y me di cuenta de que muchas veces los jóvenes no solo no entienden nuestro lenguaje sino que les parece lejano, carente de significado para ellos. Lo importante es que somos mercedarios, que hoy nos jugamos y queremos jugarnos la vida por los cautivos. Es necesario que comprendamos que no todo surge con nosotros, sino que estamos en un camino que otros hermanos han transitado antes, que seguimos los pasos de aquellos que con su vida, con su entrega generosa fueron sembrando para que nosotros hoy podamos vivir la profundidad del carisma.
Me alegró la pregunta y quise dar una respuesta auténtica y comprensible, una respuesta que él pudiera entender. Porque es lo que hace Jesús con nosotros, nos habla de una manera simple, clara y cercana. En palabras de nuestra espiritualidad es descubrir las realidades de cautividad y hacernos presentes: “la visita”, tema tan querido en nuestra espiritualidad. Una espiritualidad de encarnación, visita y redención. Por eso la respuesta concreta que da nos lleva a poder hacer juntos el camino de fidelidad creativa para nuestro tiempo.
Ya cercanos al 30º encuentro de jóvenes, me parece lindo poder recordar a tantos jóvenes, hoy ya adultos, que tuvieron el coraje de preguntarse y “eso que ¿quiere decir para nosotros?”. Y la respuesta fue el descubrimiento de hermanos que sufrían cautividad, de compromiso redentor concreto, de orientar la vida y profesión en la visita y entrega de la vida por este Jesús que sufre en los cautivos.
La Iglesia sigue diciéndonos que nuestro carisma es camino de santidad, es camino de fidelidad. Por eso es lindo celebrar, porque nos vuelve a comprometer con la vida y los cautivos.


Fr. Carlos Alberto Gómez