Noticias

Los festejos de Santiago del Estero... lo compartido...

uando las voces se acallan, cuando el festejo ha terminado comienzan a resonar los ecos internos de lo que se ha celebrado, de lo que hemos compartido. Y lo primero que surge en mi interior es la alegría del encuentro, la alegría de lo vivido.

Santiago del Estero fue una fiesta en la cual celebramos los 450 años de presencia mercedaria en esa provincia. Presencia que es vida, vida puesta en obra que se manifiesta en la nueva infraestructura del Colegio, como así también en el festival que nos llenó de cantos nuevos y poesía. Tuvimos la experiencia de sentir la vida mercedaria fluyendo a nuestro alrededor, haciéndose presente en cada uno de nosotros.

Los que tuvimos la gracia de poder participar de los festejos  y quienes aún estando ausentes nos acompañaron con sus oraciones  no dejamos de dar gracias a Dios y a nuestra Madre de la Merced por lo vivido en estos días.

Fue un tiempo de verdadera alegría compartida,  alegría porque los hermanos santiagueños brindaron todo para que, como no podía ser de otra manera, nos sintiéramos en casa.

Y cuando se acallaron las voces y los cantos lentamente se fueron desvaneciendo siguió latiendo en nuestros corazones la experiencia de la familia mercedaria unida, para decirnos y decirles a todos que es posible vivir con esperanza, que es hermoso sentir que vale la pena entregar la vida y comprometernos profundamente, sobre todo con los hermanos más necesitados; porque en un mundo de opresiones somos redentores con Jesús.

Fr. Carlos Alberto Gómez

Superior Provincial

Fotos de los festejos de Santiago del Estero: http://picasaweb.google.es/ecosmerced