Noticias

Saludo de Navidad y Próspero Año Nuevo

Recursos

En nombre de la Provincia Mercedaria Agentina, les deseamos una transformadora navidad y un año de sueños cumplidos… El Señor los bendiga y Nuestra Madre, discípula y peregrina, nos conduzca donde la vida es más vulnerable…

Que la experiencia del año transcurrido nos habrá, con un corazón generoso y lleno de misericordia, a transmitir la alegría de ser hermanos en el Hermanos; a salir por los caminos olvidados por el mundo para anunciar que hemos visto a Dios nacer… que somos testigos del Redentor.

“… Preparen para Dios un camino en el desierto”. Is 40, 3

Mendoza, 24 de diciembre de 2018

Estimados hermanos…

     Hemos vivido un año de muchas emociones. El jubileo que celebramos nos ha hecho bien para tomar conciencia de nuestra misión e incluso nos ha sorprendido, porque mas allá de los límites de nuestra actual Provincia Mercedaria, otros mercedarios, donde ya estuvimos o incluso donde nunca hemos estado, miran con respeto, admiración y esperanza el “Tesoro de la Redención” que el Señor nos ha confiado en favor de los cautivos de todos los tiempos.

     Seria imposible pensar la vida sin los laicos que día a día, cuerpo a cuerpo, enfrentan con coraje los desafíos en la primera línea de batalla; exponiendo muchas veces sus legítimos intereses familiares no solo en encuentros y reuniones sino en cada lugar, tratando de resolver situaciones conflictivas con los mismos sentimientos de Jesús, con la misma pasión de Nolasco

      De manera especial son los que padecen las cadenas de nuestras miserias, los excluidos del mundo y muchas veces de la misma iglesia, los interlocutores primeros de nuestra razón de ser en el mundo de hoy. Son los que nos enseñan y motivan para a seguir con creatividad abriendo nuevos caminos. Sus luchas, sus avances y retrocesos, su seguir apostando a la vida con dignidad, son los que hacen que La Merced sea hoy y siempre Buena Nueva para todos

       Hoy al contemplar el pesebre, volvamos a colocar en él estos 800 años de Merced, que este año hemos tomado prestados y una vez más, en las manos de María y de José, en medio de un corral, junto a los pastores, descubramos al Redentor que nos envía con gozo y alegría, por muchos siglos más, a anunciar un tiempo de gracia porque nos ha nacido el Salvador.

 

Fray Ricardo Guzo

Superior Provincial

Orden de La Merced en Argentina