Noticias

I Congreso de Aprendizaje y Servicio

I Congreso de Aprendizaje y Servicio

Centros Educativos Mercedarios - Provincia Mercedaria Argentina

“SEAMOS MERCED PARA TODOS”

 

24 y 25 de agosto de 2018 – Instituto San Pedro Nolasco

Santiago del Estero

 

Bajo el lema: “SEAMOS MERCED PARA TODOS”, se pretende promover un espacio de intercambio y formación recíproca sobre experiencias de aprendizaje y servicio, entre educadores y estudiantes de los Centros Educativos Mercdarios, contribuyendo al fortalecimiento del trabajo en red y la sensibilización respecto de las cautividades del mundo actual.

 

Este año, 2018, estamos celebrando el jubileo por los 800 años de la fundación de la Orden de la Merced. Como parte de la familia mercedaria argentina, los Centros Educativos Mercedarios queremos sumarnos a la acción de gracias por toda esta historia de vida y servicio redentor en favor de la fe y la libertad.

Esta es una oportunidad propicia para fortalecer nuestras vivencias de aprendizaje y servicio, como una metodología en clara sintonía con la identidad de nuestro carisma.  Consideramos que los proyectos solidarios que se desarrollan en los cinco CEM permiten, tanto a estudiantes como a educadores, apertura de pensamiento y de corazón, sensibilidad para contemplar a Cristo en los hermanos cautivos, y creatividad y compromiso para el servicio.

Puedes descargar el proyecto completo y el cronograma de desarrollo los días 23, 24 y 25 de agosto.

Durante este trienio de preparación para el jubileo mercedario, en los encuentros de los CEM se fue visualizando y profundizando un eje transversal común en torno al aprendizaje y servicio. Las experiencias compartidas entre educadores y directivos, permitieron visualizar la necesidad de que todas las comunidades educativas tengan una oportunidad para encontrarse, compartir sus vivencias solidarias y reflexionar al respecto, en un espacio de intercambio y aprendizaje recíproco.

Esta metodología de enseñanza permite articular los propósitos pedagógico-curriculares con prácticas de sensibilización social y solidaridad, contribuyendo a la formación de personas activas y comprometidas, “con capacidad crítica para leer, interpretar y transformar la realidad en que viven, según los valores auténticamente humanos y evangélicos”[1]. A través del aprendizaje-servicio, los estudiantes logran una mejor comprensión del contenido académico, aplicando sus conocimientos y competencias al beneficio de la comunidad.

“El aprendizaje-servicio responde simultáneamente a problemáticas comunitarias y a necesidades pedagógicas. Pero tiene sentido para la escuela fundamentalmente porque es una respuesta educativa, orientada hacia los primeros destinatarios de la acción social de la escuela: los alumnos.

En las escuelas que optan por este tipo de respuesta a las demandas sociales, ni el docente ni la institución asumen una actitud voluntarista u omnipotente. En primer lugar, porque la escuela no acepta la responsabilidad de responder a todas las demandas, sino que asume sólo aquellas tareas que pueden tener un sentido pedagógico, y deriva las problemáticas que no está en condiciones de resolver desde un proyecto pedagógico -o que no le compete resolver, aunque pudiera hacerlo- hacia organizaciones gubernamentales o no gubernamentales especializadas.

Y en segundo lugar, porque el protagonismo está puesto en los estudiantes, y en lo que ellos son capaces de hacer, aplicando y optimizando lo aprendido en el aula, sirviendo al mismo tiempo a su comunidad ya su propio aprendizaje”[2].

Consideramos que los proyectos enmarcados en la metodología Aprendizaje y Servicio nos permiten vivir el Carisma Mercedario como escuelas: salir al encuentro del Otro,  asumiendo una pedagogía de la  “Visita”,  teniendo como modelo  la pedagogía de Jesús; nos ex/pone y nos alienta a ponernos en movimiento e ir al encuentro, experimentarlo. Pasar por la experiencia de conocer al otro implica que ese otro con su experiencia nos “conmueva”, estar con él nos trasforme, sin pretender  asumir el protagonismo de su historia, acompañándolo a que sea él el protagonista de su propio cambio. Quizás, ayudándolo a ver las cosas de otra manera, bajo el principio de respeto de su realidad, sin pretender modificarla según nuestra voluntad. Desde este lugar,  visitar e ir al encuentro de otros,  nos permite ayudar a trasformar y a trasformarnos.

Estamos convencidos de que el Aprendizaje y Servicio es una clara respuesta a la identidad de nuestro carisma y a nuestro anhelo de constituirnos en escuelas en salida. Por todo esto, desde los Centros Educativos Mercedarios queremos celebrar los 800 años de la orden aprendiendo de las diferentes experiencias para crecer en nuestra solidaridad.

Contacto:

Área de Comunicación del Instituto San Pedro Nolasco

ispnolasco@yahoo.com.ar

(0385) 4218171  /  4213983



[1] Proyecto Educativo Mercedario (PEM). Centros Educativos Mercedarios. Argentina. Apartado 23.b.

[2] Tapia, María Nieves. La solidaridad como pedagogía. El “aprendizaje-servicio” en la escuela. Ciudad Nueva.