Noticias

Día del catequista

¡FELIZ DÍA DEL CATEQUISTA!

 

     Toda celebración tiene una gran dosis de alegría, de esperanza, de recuerdos y compromiso. De alegría porque quién no recuerda a su catequista, la experiencia de ir descubriendo el maravilloso mundo de Jesús, conocer su historia, los milagros, encuentros con otros niños (porque todos seguimos siendo niños), los cantos, la celebración de la misa, la alegría de la reconciliación. La alegría de recibir a Jesús Eucaristía (los nervios de la noche anterior). Pero también la alegría de haber encontrado a personas que estaban dispuestas a dar su tiempo, su vida para que pudiéramos hacer un camino con Jesús.

     De esperanza porque vemos día a día a nuestros catequistas (no solo de comunión), que en todo el camino de la vida sacramental están presentes con su compromiso de vida; esperanza porque se sigue acompañando a los que quieren conocer un poco más a Jesús. Esperanza porque ellos mismos van encontrando cada día más a este Jesús que está en medio nuestro.

     De recuerdos que uno lleva en el corazón, que nos invitan a seguir caminando. Porque nuestros caminos de fe están muy marcados por personas concretas que nos fueron cimentando la fe con la Palabra y el ejemplo.

De compromiso auténtico y verdadero para seguir trabajando por el Reino de Dios.

     Hoy quería especialmente pedir por los catequistas mercedarios, los que se juegan día a día con la palabra y la vida, sembrando en niños, jóvenes y adultos la semilla del Reino, por ellos para que con sabiduría y alegría puedan mostrar a este Jesús Redentor, donde la fe se hace compromiso, se hace solidaridad en lo concreto especialmente con los más desposeídos.

     El catequista sabe mirar la realidad y mostrar a Jesús en medio de ella. Sabe encontrar a María de la Merced comprometida con sus hijos que sufren cautividad y la abraza, la presenta a sus otros hijos y juntos forman comunidad de fe y compromiso.

¡Feliz día del catequista!