Noticias

Jesús dijo: “Estuve preso y me visitaste”

Recursos

El 5 de noviembre comenzó en la comunidad de Maipú, Mendoza, junto a las parroquias del decanato, el curso de preparación para el acompañamiento epistolar a los presos de esta zona pastoral.

 

Jesús dijo: “Estuve preso y me visitaste”

 

Taller protegido productivo de liberados “Fr. Abel Abregú” y un curso de preparación para el acompañamiento epistolar a los presos son dos proyectos para el abordaje de la problemática carcelaria en la Comunidad de Maipú, Mendoza.

 

Conforme la complejidad del abordaje de la problemática carcelaria, el proyecto abarca diferentes ejes, para poder dar una mayor cobertura a las necesidades.


1.            Taller protegido productivo de liberados “Fr. Abel Abregú”, Maipú, Provincia de Mendoza

El 8 de mayo de 2015 se firma el convenio de colaboración institucional entre el Ministerio de Trabajo, Justicia y Gobierno de la Prov. de Mendoza; la Municipalidad de Maipú; el Convento de la Merced y la Asociación Virgen María Redentora de Cautivos, a los efectos de crear un taller protegido de carpintería y mimbrería. Por medio de este convenio da inicio el taller que lleva el nombre de Fray Abel Abregú quien durante muchos años trabajó con profundo compromiso en la Pastoral Carcelaria.

Son destinatarios de este proyecto jóvenes y adultos con características de vulnerabilidad socio laboral residentes en el Departamento de Maipú, Mendoza y del  gran Mendoza, vinculados a la Dirección de Promoción de Liberados.

El taller tiene como objetivo la capacitación en el oficio de carpintero y mimbrero y  la producción de artículos que posteriormente, se comercializan. Esto les permite adquirir herramientas para su inserción laboral y la generación de ingresos.

2.            Correspondencia epistolar

            Ante la necesidad de asistir espiritualmente a los internos de los penales de Mendoza y poder llegar con la palabra de Dios al centro mismo de la cautividad, es que este proyecto tiene como eje esta acción, que se estructura conforme a los lineamientos de este mismo proyecto de la Pastoral Carcelaria del Arzobispado de Mendoza.

A través de las cartas, la intención es acompañar al interno y favorecer su permanencia en la fe cristiana.

El 5 de noviembre comenzó en la comunidad de Maipú, junto a las parroquias del decanato, el curso de preparación para el acompañamiento epistolar a los presos de esta zona pastoral. Representantes de la Pastoral Carcelaria de la Región Cuyo presentaron sus ponencias, experiencias y testimonios, pudiendo compartir nuestra experiencia redentora de Visita y redención desde la Merced.

Es sumamente difícil poder insertarse en una sociedad prejuiciosa que prefiere mirar el pasado de la persona y no lo que podría llegar a ser si se le brinda una oportunidad de hacer una vida distinta. Que María, como madre amorosa, nos permita ver el presente de cada hermano y valorar sus fortalezas y capacidades, para que pueda ser incluido en la sociedad  y lograr el ejercicio pleno de sus derechos.