Pastoral vocacional

Artículos

Nuestra Orden Mercedaria fue fundada por san Pedro Nolasco el 10 de agosto de 1218, en Barcelona, España.

Inspirados por María de la Merced , nuestra Madre, nacimos con la misión de: “visitar y liberar a los cristianos que, por circunstancias adversas a la dignidad de la persona humana, se encuentran en peligro de perder la fe”.

Un gesto de Nolasco marcó nuestra consagración: estar dispuestos alegremente a dar la vida si fuese necesario, por los hermanos en riesgo de perder su fe.

Pedro Nolasco siendo un comerciante, redefinió su oficio de comprar y vender mercancía por la vocación de intercambiar con su propia vida la libertad integral de las personas, de los cristianos.

Si buscás poner tu vida al servicio de la libertad tus hermanos, desde la vida consagrada, te invitamos a formar parte de esta aventura redentora. 

Encuentro Vocacionales

Último Encuentro 19 y 20 de noviembre

Si estás interesado en participar escribinos a pastoralvocacional@merced.org.ar

Oracion vocacional

Señor Jesús,

suscita en tu pueblo hombres y mujeres de fe

que consagren su vida, como Pedro Nolasco,

a realizar la obra liberadora de María

a anunciar a los pobres la buena noticia

para proclamar la redención a los cautivos

para dar libertad a los oprimidos

y proclamar un tiempo de gracia del Señor.

Amén.

Nuestra Formacion

Formación Inicial :

Postulantado: Esta sería tu primera etapa en el camino de la vida religiosa. La vocación nace desde el tiempo previo de discernimiento en una clara identificación con Cristo y la Merced e impactado por el testimonio liberador de la Orden.

Noviciado: Es la segunda y más importante de las etapas. En este tiempo, como novicio, podrás conocer, en la teoría y en la práctica, la vida religiosa mercedaria. Ejercitándote en la vivencia de los votos o consejos evangélicos y en íntima unión con Cristo, te preparas para la primera profesión. Este tiempo vivido en comunidad y acompañado por un maestro, está centrado en la Palabra de Dios, la Oración , el discernimiento profundo de tus propias motivaciones, la vida sacramental, el amor a María, el estudio de la historia y la espiritualidad de la Orden.

Estudiantado: Es la última etapa de la formación inicial donde continuarás los estudios filosóficos y teológicos. Como joven profeso, en una profunda experiencia comunitaria animada por un formador, vivirás un tiempo de mayor discernimiento que te ayudará a madurar y consolidar la vida religiosa. El crecimiento espiritual y afectivo te posibilitará la vivencia gozosa de los votos junto a un compromiso pastoral claramente redentor.

Formación permanente:

Con la Profesión Solemne termina el tiempo fuerte de la formación religiosa mercedaria. Inicias un camino de formación permanente en el cual alimentarás y acrecentarás el carisma liberador. En este momento alcanzarás aquel grado de madurez humana y vocacional que exige tu decisión libre, por la cual te consagras a Dios de modo irrevocable y te incorporas definitivamente a la Orden.

Nuestros Votos 

Castidad: Nuestro voto de castidad nos hace vivir felices, fecundos y fieles a la manera de Jesús y de Maria. Esta consagración de toda nuestra capacidad de amar para ser fecundos en la Misión es un don, un regalo, ofrecido gratuitamente por la gracia de Dios y vivido en un clima de afecto en medio de la comunidad. Los mercedarios, por la castidad, animada por el cuarto voto, nos ponemos enteramente al servicio de la Obra Redentora que implica amar hasta dar la vida.

Pobreza: Los Mercedarios, siguiendo los pasos de San Pedro Nolasco, “el mercader de libertad”, ponemos bienes y vida a disposición de los cautivos y oprimidos. Vemos en María un modelo de pobreza redentora, Ella se ha puesto en manos de Dios como servidora hasta entregar en la Cruz a su propio Hijo.

Obediencia: Seguimos a Cristo que, obediente al Padre, no vino a ser servido sino a servir. Renunciamos al afán de dominio sobre los demás, poniéndonos en manos de Dios y comprometiéndonos a realizar su voluntad. Como san Pedro Nolasco creemos que este voto nos asocia al sacrificio redentor de Cristo al liberar a sus hermanos.

El voto de Redención: Para cumplir la misión de la Orden , impulsados por la caridad, nos consagramos a Dios con un voto particular, prometemos dar la vida como Cristo la dio por nosotros, para liberar a los hombres y mujeres en extremo peligro de perder su fe, en las nuevas formas de cautividad.

R.P. Fr. Emilio Córdoba (Maestro de Estudiantes)

Fr. Matías Bellanich (Maestro de Postulantes)

Fr. Hernán Salegas (Delegado Provincial de Vocaciones) 

Casa de Formación 
"Fray José León Torres" 
San Pedro Nolasco 7850
CP 5149 - Villa Rivera Indarte - Córdoba
Teléfono. (03543) 443497
E-mail: pastoralvocacional@merced.org.ar

.

Noticias Relacionadas  l   Revista Libres para Creer   l   Galería de Fotos

IX Encuentro de Formadores Mercedarios 2015